En la actualidad, las compañías están viviendo un completo cambio de paradigma: la era del hombre unidimensional, según Herbert Marcuse (1964), ha terminado. Hoy en día los términos modernos describen a esta situación como los entornos VUCA (volatility, uncertainty, complexity, ambiguity).

Presenciamos continuos cambios, en muchas ocasiones vertiginosos, lo cual nos pone en una situación realmente tensa, nos obliga a cambiar constantemente las estrategias, a estar más atentos, más informados, a ser más predictibles y a incrementar nuestra capacidad de reacción.

Las marcas viven en sus propias carnes esta gran revolución. La era de la digitalización ha permitido la creación de marcas que han desafiado las reglas del juego, que han reinterpretado los modelos de negocio convencionales y que han alcanzado el éxito en muy poco tiempo.

Más que segmentar, hay que entender las vivencias de las personas en este momento cambiante, no sólo de las nuevas generaciones que han nacido con patrones de comportamiento completamente distintos, sino también de las más maduras que han mutado con la implementación de la tecnología en su día a día y tienen una visión distinta de la vida.

Las marcas deben ser multifacéticas y deben mostrar su compromiso. De nada sirve hoy tratar de convencer, es la conversación lo que prevalece sobre la afirmación y la comprensión sobre el ego.

Tenemos que cambiar la forma de pensar, la forma de entender el marketing, la forma en la que creamos productos y servicios; tenemos que diseñar marcas auténticas, marcas que tengan un propósito claro y que actúen con transparencia y honestidad.

En definitiva, los que nos dedicamos a la gestión de la marca, no podemos pensar ni trabajar del mismo modo, debemos hacerlo en equipo, de forma colaborativa, debemos estar más cerca y ser más abiertos para seguir evolucionando.

 

Dani Muñoz

CEO de Logic Design Barcelona

(Junio 2018). Píldoras de branding concentrado. IPMARK. Número 849, p. 70.